¿Un planeta cada vez más árido y seco? Frenando la deforestación y desertización.

¿Un planeta cada vez más árido y seco? Frenando la deforestación y desertización.

 

Hoy voy a hablar de la deforestación y la desertización que el planeta está experimentando a nivel global. Pero aunque aporte cifras y datos que la respaldan mi enfoque es positivo y voy a mostraros todo lo que se está haciendo en el mundo para que no sea una situación negativa o irreversible.

Se calcula que 24 billones de toneladas de suelo fértil desaparecen cada año y durante los últimos 20 años se ha perdido una superficie equivalente a la superficie agrícola de EEUU. Aproximadamente, un tercio de las tierras del planeta se encuentra amenazado por la desertificación. La desertificación afecta hoy a un cuarto de la superficie total del globo.

Empecemos por ver en qué consiste la deforestación

Llamamos deforestación a la pérdida o destrucción de los bosques naturales, principalmente debido a actividades humanas como la tala y quema de árboles para madera, la limpieza de la tierra para el pastoreo del ganado, habilitación de tierras para la agricultura, operaciones de minería, extracción de petróleo, construcción de presas, expansión de las ciudades u otros tipos de desarrollo y expansión de la población.

Resumiendo y para que quede bien claro:

es la utilización y pérdida de los bosques para fines  agrícolas, industriales o urbanos.

Según la FAO, se estima que 7,3 millones de hectáreas de bosques se pierden cada año.

Desde que comenzó la era industrial, cerca de la mitad de los bosques originales del mundo han sido destruidos y se han puesto en peligro a millones de animales y seres vivos así como se ha hecho desaparecer el modo de vida de millones de personas.

  • Los bosques tropicales, paraísos de flora y fauna, constituyen el sustento de más de mil millones de personas en el mundo y a pesar de su valor ambiental, cada año se pierden más de 13 millones de hectáreas.
  • Los bosques cubren un tercio de todo el suelo del planeta y son un aspecto clave para la seguridad alimentaria.
  • Cerca de 1 600 millones de personas –más del 25% de la población mundial– dependen de los recursos forestales para sus medios de vida y la mayoría de ellas (1 200 millones) aprovecha los árboles para obtener alimentos e ingresos.
  • Alrededor de 13,2 millones de personas, o el 0,4% de la fuerza de trabajo mundial, trabaja en el sector forestal formal, pero muchos más dependen directamente de los bosques para ganarse la vida.
  • Uno de cada tres hogares del mundo depende del combustible de madera para cocinar. Además, unos 764 millones de personas utilizan combustible de madera para hervir el agua y limpiarla.
  • Los alimentos de los bosques, como hojas, frutos, nueces, hongos, miel e insectos son desde hace tiempo una parte importante de las dietas de las personas que viven en los bosques o en torno a ellos y les proporcionan vitaminas y minerales esenciales.
  • Los bosques son esenciales para el equilibrio del carbono de la Tierra y retienen tres cuartas partes más del carbono de toda la atmósfera. La deforestación y la degradación forestal aumentan la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, pero los bosques y los árboles absorben dióxido de carbono mientras crecen.
  • En muchos lugares, las mujeres recogen, elaboran y comercializan productos forestales, como aceites esenciales, goma arábica, miel, nueces, butirospermo, hongos y rotén Esta actividad genera ingresos adicionales para las familias y contribuye a la seguridad alimentaria de los hogares.

Con esto es más que suficiente para hacerse una idea del valor y el impacto económico de los bosques en la economía mundial y en la vida de millones de personas pero aquí dejo enlace a 21 motivos por los que los bosques son tan, tan importantes.

 

Las principales consecuencias de la deforestación son:

– pérdida de la biodiversidad,

-desertización

-inundaciones

-pérdida de selvas tropicales  (auténticos pulmones del Planeta)

-aceleración del cambio climático

-aumento de las tierras no aptas para ganadería y agricultura

Algunas soluciones a la deforestación:

-aumentar la sensibilización de la población a través de los medios de comunicación y las administraciones públicas.  Un ejemplo de activismo ciudadano es el de la Asociación Nacional de Bomberos, Forest in Peace, para concienciar sobre los incendios forestales y la necesidad de modificar la Ley de Montes. O las campañas contra el uso de Aceite de Palma.

-potenciar el consumo de productos elaborados con materiales provenientes de una Gestión Forestal Sostenible (sellos y certificados que lo garantizan).

-potenciar el consumo de productos ecológicos, reciclados y de comercio justo.

-exigir a las administraciones leyes que protejan la masa forestal (no como la Ley de Montes).

-potenciar la implantación de Agricultura y Ganadería Regenerativa.

-apoyar asociaciones que trabajen para la protección de los bosques (Greenpeace,  WWF, Conservation International, etc. )

Como curiosidad, para los que no lo sepáis os diré que el Desierto del Sáhara era una región de sabanas y praderas frondosas con algunos bosques y el hogar de cazadores y recolectores que vivían de una variedad animales y plantas, sostenidos por lagos permanentes y grandes cantidades de lluvias. Fue entre hace unos 5.000 y 10.000 años, un período conocido como el «Sahara verde» o «Sahara húmedo».

En un planeta como el nuestro,  compuesto por agua en su mayoría, ¿por qué casi un tercio de su superficie está cubierta de desiertos y zonas áridas?  Pues por un conjunto de razones geográficas y económicas: la ubicación de las montañas, la falta de lluvias y la peligrosa mano del hombre.

Por otra parte, es imposible no asociar deforestación con cambio climático.

Sobre este tema solo os diré una cosa: no creáis todo lo que se dice por ahí. Sed muy críticos y valorad todos los enfoques y posturas sobre el tema. Hay muchos intereses en juego. De hecho os recomiendo leer el enfoque sobre cambio climático de Gregg Braden, por ejemplo, autor de El Tiempo Fractal. La idea básica es que el cambio climático es un proceso inherente al desarrollo y evolución del planeta y que no es el primer calentamiento global que experimenta (ciclos). Lo que no quiere decir que la acción del hombre no lo esté perjudicando y que debamos cambiar nuestro impacto en él.

 

Y para el final del post he reservado lo mejor: una recopilación de proyectos por todo el mundo que prueban que nada está decidido y que lograr que este planeta recupere su esplendor y vuelva a convertirse en un paraíso, en un maravilloso vergel, está en la mano de cada uno de nosotros.

Empecemos:

  • Se están construyendo dos gigantescas Murallas Verdes, una en China (hasta ahora, se han plantado más de 66.000 millones de árboles) y otra en África ( 7.700 kilómetros de largo desde las fronteras de Senegal y Yibuti y de más de 15 kilómetros de ancho.  7.700 kilómetros de largo desde las fronteras de Senegal y Yibuti y de más de 15 kilómetros de ancho).
  • Iniciativas como GROASIS, un sistema para plantar vegetación en zonas áridas y con apenas recursos hídricos o Tejados en forma de recipientes cóncavos para captar agua de lluvia en zonas desérticas o climas cálidos.
  • Proyectos como el que pusieron en marcha el Fotógrafo Sebastiao Salgado y su mujer en Brasil el cual les llevó a fundar El Instituto Terra. Han logrado convertir en un paraíso una tierra seca y baldía.
  • Pamela Malhotra y su marido Anil Malhotra son los dueños de Sai Sanctuary, el único santuario de fauna privado en India. Llevan reforestando y protegiendo la selva y la fauna desde su fundación en 1991. Hoy en día, el santuario cubre más de 300 acres de terreno que dan hogar a más de 200 especies amenazadas de plantas y animales, incluyendo elefantes asiáticos y tigres de Bengala.

  • La historia de Jadav Payeng, el hombre que ha plantado él solo, más de 500 hectáreas año tras año (le llaman FOREST MAN). Lleva desde 1979 plantando miles de árboles en la India en tierra estéril y erosionada para salvar su isla. Actualmente su bosque es casi dos veces más grande que el Central Park en NYC y ha logrado que la fauna autóctona vuelva.

  • La historia de Yacouba Sawadogo , un campesino que no abandonó su tierra, el desierto de Sahel, tal y como hicieron todos sus vecinos, sino que se quedó y la convirtió en una zona verde y próspera con sus propias manos:  El Hombre que frenó al desierto’.  Este agricultor comenzó en 1974 a emplear una técnica de agricultura tradicional llamada ZAI para recuperar tierras erosionadas que rodeaban la aldea-s donde vivía mientras su vecinos las abandonaban. Cuarenta años después ha conseguido recuperar tres millones de hectáreas de terreno desértico y convertirlas en tierras de cultivo. Su método sirve para reforestaciones, mejorar y reverdecer zonas desecadas: mediante árboles capaces de extraer hacia arriba la humedad del subsuelo ha sido capaz de cultivar en zonas desecadas de Somalia. Afirma que es posible reverdecer casi cualquier lugar de la Tierra con este método.

  • El creador de la permacultura, MASANOBU FUKUOKA, nos ha legado un método de cultivo natural muy fácil, ecológico, práctico y económico. Tan sencillo como mezclar semillas con arcilla y hacerlas bolitas (Nendo Dango). Una vez secas se arrojan sobre la tierra las cuales con las lluvias germinan. Su técnica se basa en el principio de no-intervenir y dejar que la Naturaleza siga su curso: no arar, no usar abonos ni fertilizantes ni pesticidad, no eliminar malas hierbas y no podar.
  • O como Saalamurada Thimmakka  , la mujer a la que dijeron que no podría tener hijos y empezó a plantar árboles. Tiene 300 a su cargo.
  • Especialmente inspirador y conmovedor es el caso de dos amigos chinos, uno ciego y otro manco, que han plantado juntos más de 10.000 árboles: os presento a Jia Haixia y su amigo Jia Wenqi.
  • Digna de admiración es la labor realizada por Jon Jandai fundador del Centro Pun Pun

Jon nación en Thailandia, en una humilde aldea en la que trabajaban 2 meses: uno plantaban arroz y otro lo recolectaban. El resto del año disfrutaban de tiempo libre. Cuando la TV llego a su aldea Jon empezó a pensar que era pobre y decidió marcharse a la ciudad en busca de éxito. Trabajó muchas horas al día y apenas tenía dinero para comer. Vivía en una pequeña habitación con muchas personas, Pensaba que porqué trabajando tanto la vida era tan dura. Decidió volver a su aldea. Plantó arroz; después construyó dos estanques de peces; se hizo un huerto con 30 verduras y , por último, se hizo una casa trabajando 2 horas durante 3 meses.

Jon consiguió seguridad alimentaria y un hogar trabajando lo justo y disfrutando. Ahora Jon, trabaja para que otras personas logren lo mismo. Su centro es un referente de la agricultura orgánica y la construcción natural en Tailandia al que acuden personas de todo el mundo.

En esta entrada os hablo de uno de mis proyectos preferidos : PROYECTO EDÉN, que ha convertido una cantera seca y árida en un paraíso.

El  broche final lo pone esta imagen: haz click en ella y verás un mapeo de la vegetación del planeta gracias al satélite Suomi NPP de la NASA/NOAA.

                                                           

 

 

__________________________________________________________________________

Fuentes consultadas:
GanaderiaRegenerativa.com
BBC.com
Gregg Braden
Kaizen Proyectos

TEDX sobre DEFORESTACIÓN

 

Hay 2 comentarios


Publicar un nuevo comentario

Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y comentario para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web.

Responsable: Javier Blanch          Finalidad: Realizar un seguimiento de los comentarios       Destinatarios: Datos alojados en servidores Loading Legitimación: Consentimiento      Derechos: Acceso, rectificación o supresión, oposición al tratamiento y portabilidad
Información adicional: Puedes consultar información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad y Aviso legal.